El interiorismo encuentra en Sonámbula un acto presencial por ser este un espacio concebido por la inspirada fantasía y talento de Andres de la Torre, que ha creado unas estancias que crecen como un sueño alimentado por emociones, como un escenario de sarcófagos babélicos, durmientes centinelas y árboles poliédricos; en una fantasía en la SONÁMBULA desea que todo el mundo encuentre una historia, un lugar propio y un oasis para sus expectativas.

Andrés de la Torre pretende con SONÁMBULA reacciones a partir de  contradicciones sencillas combinando tecnología con elementos naturales.

En el espacio se ha empleado la luz bajo el telón de fondo de un color gris oscuro de tal manera que sólo se aprecian los contornos y las sombras, para enfatizar los acentos y vértices de las monumentales piezas (árbol/espejo) que protagonizan el espacio.

Probablemente, la primera sensación del visitante al acceder a la boutique tenga que ver con lo inesperado y busque un modo de comenzar el camino, como haríamos en un bosque; PuesSONÁMBULA esta concebida como un mosaico de narraciones, una retícula isotropa y rediseñable, un paisaje donde el cliente es parte de la experiencia, donde luces, espejos y vídeos van alterando la visión el entorno.

Un espacio perfecto para dar a conocer a los profesionales de la arquitectura y el interiorismo y un lugar donde exponer y presentar las propuestas más vanguardistas y exclusivas con las últimas tendencias en diseño de interiores.

SONÁMBULA aspira a mostrar nuevas fórmulas, que ofrezcan al espectador criterios rompedores y aporten nuevos conceptos sobre el espacio, el contenedor y el contenido.

INTERIORISMO